Si tu trabajo no te hace feliz, estos tres consejos te ayudarán

by Köm
febrero 23, 2018

La rutina laboral puede llegar a cegarnos y no podemos darnos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor, o peor aún, de lo que pasa dentro de nosotros y nos volvemos casi incapaces de determinar si nuestro trabajo nos hace feliz.

https://giphy.com/gifs/season-3-the-simpsons-3×7-xT5LMwJ93GXYsxiVaM

Si crees que estás en medio de esta tormenta, respóndete con mucha sinceridad las siguientes preguntas y así sabrás si tu trabajo va a la par con tu bienestar: 

  • ¿Te satisface?

Pensar en tu empleo debería generarte una sonrisa casi instantánea (la mayoría de las veces) y debe hacerte sentir que estás como en casa. Esto no significa que debas estar en ese estado todo el tiempo, pero si tampoco te acercas ni un poquito, ése no es tu lugar ideal.

  • ¿Te mantiene interesado?

Si una tarea nos genera curiosidad, despierta el interés. Si tienes una ocupación que te aburre, claramente no deberías estar ahí.

https://giphy.com/gifs/hulu-snl-saturday-night-live-nbc-l0MYvIdthQjuUJEyc

  • ¿Te impone retos?

Tener un trabajo fácil puede ser beneficioso en algunos casos. Sin embargo, si te planteaste objetivos y te das cuenta de que estás perdiendo el tiempo o lo haces de mala gana, te hará sentir un poco miserable.

  • ¿Te sientes premiado?

A todos nos agrada el dinero y las libertades que nos permite, siempre y cuando la forma en que te lo ganes sea gratificante.

Si la cantidad de tareas o estrés no son compensados con una buena remuneración, entonces no perteneces a ese lugar.

https://giphy.com/gifs/angrybirds-angry-bird-bad-piggies-pigs-at-work-xT77YaQ49V757cN0Vq

  • ¿Te motiva?

La motivación puede cambiarte de cientos de formas y también te da miles de ideas para modificar tu entorno y lograr grandes cosas.

Una vida motivada te llevará al éxito y si tu empleo te hace sentir todo lo contrario, ¡huye!

  • ¿Te sientes positivo?

No deberías pasar ocho o más horas al día intentando encajar o simplemente sobrevivir, rogando que llegue la hora de la salida para literalmente, huir. Eso definitivamente no es vida.

https://giphy.com/gifs/sad-a9xhxAxaqOfQs

¿Te sientes identificado en una o más de estas características?

Aquí te mostramos tres posibles soluciones:

  • ¡Cambia!

Estudia muy bien el lugar donde estás, recuerda cómo llegaste a ese empleo: ¿lo elegiste o lo tomaste por necesidad?

Renunciar no es una decisión fácil. Si lo que haces ahora, no te llevará a donde quieres estar en el futuro, lo mejor es que te independices.

  • Escúchate a ti mismo

No está mal escuchar los consejos de un amigo, pero la mayoría de las personas intentará compararte con alguien más.

Recuerda que las situaciones son muy distintas y solo tú conoces realmente tus necesidades.

https://giphy.com/gifs/reaction-R459x856IfF6w

  • ¡Decide!

Ten en cuenta que nunca es tarde para empezar de nuevo y más, para hacer lo que realmente te satisface. Quizás solo se trate de ajustar algunos asuntos en tu actual trabajo, pero si ese no es tu caso, entonces se convierte en una buena oportunidad de emprender.

Confía en tus capacidades y recuerda que vale la pena trabajar por tu felicidad.

https://giphy.com/gifs/dancing-happy-seinfeld-BlVnrxJgTGsUw

¿Listo para salir de tu zona de confort? ¡Ánimo!

Con información de: OCC/ Emprendiendo Historias