fbpx
loader image

Si vas a «robar», ¡hazlo como un artista!

Por Valentina Rausseo
septiembre 21, 2021

Las personas que debemos utilizar la creatividad por lo menos para un 99% de nuestro trabajo, debemos conocer y saber manejar la diferencia entre algunos términos. ¡Es muy importante!

Por ejemplo, dentro del mundo del social media, está el generador de contenido, el copywriter, el direñador gráfico, y un sin fin de talentos que hacen posibles publicaciones de calidad. Ahora, ¿de dónde proviene la calidad?

Esta pregunta tiene muchas respuestas.

Hay personas que, en definitiva, nacen con un don; no obstante, hay otras que, partiendo de una idea, le aportan su toque personal y pueden trasformarla en 1.000 veces mejor con respecto a la versión original.

A eso nos referimos cuando hablamos del término «robar». Pero, ¡cuidado! Robar no es plagiar, o lo que es lo mismo, no es elaborar  una copia descaradísima de cualquier tema, punto, imagen, gráfica, etc.

Y si «robas», no debería ser motivo de vergüenza, tampoco una razón para sentirte mal. Al contrario, deberías estar orgulloso de tu capacidad para convertir una idea en una súper idea, pero sin necesidad de plagiar ni dañar a terceros.

Entonces, si vas a «robar», ¡hazlo como un artista!, ya que una de las principales ventajas de este proceso es que te permite conseguir y, posteriormente, adoptar tu propio estilo.

Ahora… ¿Cómo ejecutar?

-Transforma de manera creativa todo lo que ya existe, pero poniéndole tu toque único y personal.

-Comienza con lo que tengas, y ¡sin excusas! Porque si te sientas a esperar a ser bueno o talentoso en algo para intentarlo, verás la vida pasar sin que ocurra nada.

-No permitas que las malas prácticas de la copia te conduzcan al fracaso. Investiga, documéntate y dale la vuelta, pero sin apropiarte de la idea de otro.

¡Es todo!

Y nunca olvides que dominar todo lo que te gusta es un verdadero procedimiento, pero el trabajo que llevas a cabo para hacerlo realidad, ¡es increíble!