Recomendaciones para mejorar la comprensión lectora

noviembre 13, 2020

No está mal que seamos adictos a la tecnología; al contrario, en reiteradas ocasiones hemos hecho saber que debemos ir de la mano con ella, ya que cualquier descuido, significaría un atraso considerable en muchos aspectos de la vida.

Sin embargo, gracias a la era digital estamos expuestos a millones de datos y, por ende, según estudios, ahora se torna más complicado el proceso de aprendizaje.

No obstante, siempre cabe la posibilidad de mejorar, tanto para los que se encuentran en un alto nivel, como para cualquier principiante.

Y la comprensión lectora no se escapa de esto, pues la mayoría de las personas leen y entienden, pero muchas veces restan importancia al hecho de ser capaces de entender más allá y analizar mejor.

Entonces, estas serían las recomendaciones que un lector debe tomar en cuenta con el fin de obtener una mejor compresión:

Primero lo sencillo, luego lo complejo

Inicia leyendo textos de temáticas sencillas, para que luego des paso a las que son un poco más especializadas.

Lee despacio

Si quieres lograr una mejor interpretación, lee con calma. Recuerda que nadie te está apurando.

Haz un reto de preguntas

Después de cada lectura, rétate a través de un quiz relacionado con el texto.

Realiza pausas y análisis

Por cada dos o tres párrafos leídos, detente un momento a analizarlos.

Ten un diccionario al alcance

¡Importante! No olvides que siempre aparece una que otra palabra rebuscada en el camino. Necesitas saber qué significa para ubicarla en contexto y poder continuar.

Aumenta la velocidad poco a poco

Puedes ir leyendo más rápido a medida que avanzas en tu lectura, pero siempre y cuando entiendas el texto, ya que nada haces con leer a la velocidad de la luz sin comprender absolutamente nada.

Identifica el objetivo de tu lectura

¿Por qué razón leer? ¿Por placer, por informarte o por cualquier otro motivo? Tu nivel de concentración dependerá de la respuesta a estas preguntas.

Aplica diferentes técnicas de lectura

Existe la lectura globalizada, la focalizada, la extensiva y la intensiva.

¡Experimenta!

Sé crítico

Al final de cada lectura, puedes reflexionar y hacer una crítica. Pero debes haber terminado el texto completo.

Pero no puedes llevar a cabo cada uno de estos consejos si no haces de la lectura un hábito de vida.

Hazlo, y más temprano que tarde conocerás una parte grandiosa de ti.