fbpx
loader image

¿Qué es y cómo podemos aprovechar el “Efecto señuelo”?

Por Valentina Rausseo
abril 19, 2022

Dentro del mundo del marketing, siempre debemos procurar fusionar distintos tipos de estrategias. Y las tres que se ponen de manifiesto en el “Efecto señuelo”, están hechas para permanecer juntas.

Pero, permítenos explicarte mejor…

Cuando te toca ofrecer dos alternativas de compras, es decir, una costosa y una económica, por lo general, el 70% de tu clientela, elige la más barata, ¿no es así?

No obstante, si agregas una tercera opción súper mala como señuelo, más del 60% de los consumidores, optará por la más cara, es decir, por la primera opción antes mencionada.

Dichos resultados, obedecen a tres sesgos cognitivos:

1- El Efecto señuelo

El cual ya sabemos que entendiste y que nos conduce rápidamente a explicarte los dos restantes…

2- La sustitución de la duda

La primera duda que siempre ronda la mente de los clientes, es: “¿Compro o no compro?”.

Esta duda queda automáticamente eliminada cuando la sustituimos por:

“Grande o pequeño…”

“McDonald’s o Wendy’s…”

“Café o té…”

Y no lo decimos nosotros… Simplemente quedó demostrado en los años 80, cuando una máquina que expendía refrescos Pepsi comenzó a vender al 100% desde el momento en el que le colocaron una máquina de Coca-Cola al lado.

3- El efecto del “Número 3”

El número 3 resulta perfecto para las ventas. Inclusive, es clave en la aplicación del neuromarketing porque funciona como incentivo a la elección.

Y el poder de estas tres opciones tiende a mejorar, además, si le agregamos una alternativa como señuelo. Es decir, una demasiado mala que haga ver como “buena” justamente la que deseamos vender.

Por lo cual, jamás te conformes con una sola estrategia de marketing para hacer crecer tu negocio.