¿Cómo mejorar la comunicación dentro de las empresas?

by Köm
agosto 29, 2017

Hoy en día la habilidad más importante en los seres humanos, es la comunicación. Y en la cúspide de la era de la información, la comunicación interna tiene un valor incalculable para una empresa. Si no nos sabemos comunicar, todo falla.

Pero dentro de una organización el mundo humano es híbrido, quizá eso pueda parecernos complicado a la hora de comunicarnos, aunque todos queremos lo mismo: hacer que la empresa viva su mejor momento.

Y una de las mejores maneras de lograr esto, es a través de la buena comunicación en el equipo de trabajo.

¡Ser asertivos!

Para lograr una buena comunicación hay que poner en práctica la asertividad. Cuando somos asertivos, alcanzamos logros con facilidad.

Igualmente, tenemos que entender la diversidad a la que nos enfrentamos gracias a la globalización. Esto es importantísimo. Cada vez es más común relacionarnos con colaboradores extranjeros, lo que involucra idiomas, culturas, particularidades que definen la forma de comunicación.

Siempre estará bien comunicar en primera persona, esta es de esas acciones que debemos practicar con el equipo, manifestando nuestro punto de vista, sin imponer, aunque invitemos indirectamente a concretar una acción.

También debemos argumentar nuestras propuestas de modo que convenzan.

«En KÖM aplicamos la comunicación horizontal, en donde nos comunicamos sin importar niveles jerárquicos, siempre y cuando respetemos la visión de esta persona y que la manifieste con humildad y modestia».

– Silvia Illescas, coordinador de comunicaciones internas.

Igualmente, es recomendable que no nos tomemos nada de manera personal. Si alguien no está de acuerdo con nuestros argumentos o ideas, no quiere decir que está en nuestra contra.

Otra forma importantísima de fortalecer la comunicación es realizar actividades recreativas en grupo. «Esto nos permite conocernos y crear lazos, fomentar bienestar y compromiso”, agrega Silvia.

Aunque en toda organización son normales los conflictos entre compañeros, todo se pued solucionar con una conversación sincera y respetuosa entre el líder y los afectados, de manera que encontremos una solución satisfactoria. Para esto, la comunicación horizontal es ideal.

Una reunión periódica para informar objetivos, tareas y  resultados, puede evitar la incertidumbre, producir emoción, optimismo y, sobre todo, compromiso.

Asimismo, estas reuniones son propicias para entender lo que el equipo quiere y espera. Si hablamos con claridad, crearemos confianza y será viable una buena comunicación.

Y en general, si están claros los objetivos, si tenemos líderes cercanos, la buena comunicación interna está garantizada.