La humilde vida de Warren Buffett, uno de los hombres más ricos del mundo

Por Valentina Rausseo
mayo 15, 2020

Todo indica que Warren Buffett es el vivo ejemplo de lo que es modestia y humildad. De hecho, si algún día logran ver al más espectacular de los carros Mustang estacionado en cualquier restaurante de lujo… ¡No! No es el de Warren. Incluso, estamos seguros de que ni siquiera tiene uno…

Warren Buffett, uno de los millonarios más reconocidos a escala mundial y cuyo capital está valorado en 73 mil millones de dólares, no vive rodeado de pilotos de avión, choferes, mayordomos y mucho menos amas de llave. ¡Es increíble, pero cierto!

Y sí, todos nos preguntamos lo mismo. “¿Cómo es posible que siendo tan rico, etc., etc., etc.?”, pero ¿qué podemos hacer? Pasa en las películas, pasa en la vida…

Hoy hablaremos de su casa, su auto (recuerden que no es el Mustang que dijimos) y de sus gustos culinarios.

Su hogar

Este honorable caballero aún vive en una casa de cinco habitaciones ubicada en Nebraska, y que adquirió en el año 1958 luego de pagar un monto de 31.500 dólares. La casita, cabe agregar, queda a sólo cinco minutos en automóvil de su también modesta oficina en el centro de Omaha.

Allí laboran sólo 25 empleados supervisando un negocio cuyos ingresos anuales son de aproximadamente 221 mil millones.

Y mientras otros grandes empresarios cubren las paredes de sus sitios de trabajos con pesadas obras de arte elaboradas en manos de Picasso, por ejemplo, el sencillo Buffett sólo cuenta con pequeños recortes de periódicos referentes a crisis financieras como la del Martes Negro. Y es que “cualquier cosa puede suceder en este mundo”, recuerda Warren siempre.

El auto

Son inimaginables las cantidades de dinero que han gastado en automóviles de lujo los hombres más poderosos de este mundo. Pero… ¿Adivinen? Este señor no es como el resto. Como dicen, no es uno más del montón… Del montón de millonarios.

El señor Buffett tiene un solo vehículo: Su Cadillac XTS.

¡Se los juramos!

La comida

Están muy equivocados todos si creen que Warren Buffett va a ir a comer gourmet o a cenar en París ida y vuelta, como hacen grandes magnates… ¡Un momentico, voy y vengo!

Este hombre va todos los días a desayunar salchicha con huevo en McDonald’s; aparte, debes saber que se toma cantidades industriales de Coca-Cola sin miedo a ningún riesgo.

Al parecer, Warren Buffett se comprometió a regalar toda su fortuna cuando llegue el momento de su partida, apartando toda la que ya ha donado en vida. Lo que quiere decir que, todo el dinero que está ahorrando, será destinado a las causas humanitarias.

“En toda mi vida, todo lo que gasto será un poco menos del 1% de todo lo que produzco. El otro 99% va a otras personas porque no tiene utilidad para mí, así que es una tontería no transferir esa ventaja a la gente que puede usarla”, dice siempre que puede…

La verdad es que este el gesto más noble del hombre más desprendido que se haya visto jamás…

¡Bien por él! Y por todos a quienes que ayuda.