Habla en público y logra persuadir

octubre 14, 2020

Hablar en público es un acto que absolutamente todos los seres humanos nos hemos visto en la necesidad de llevar a cabo. La gran mayoría, cabe destacar, por obligación (gracias a las exposiciones en el colegio, por ejemplo). Otro tanto, por el simple hecho de que les gusta hacerlo.

Pero… ¿tienen todos el mismo talento y destreza para hacerlo?

¡Definitivamente no! Bien sea por nervios, miedo escénico, o cualquier otra razón, hablar en público sigue siendo un acto que, si bien todos lo hemos experimentado, son contadas las personas tocadas por ese ángel extrovertido y lleno de carisma que los impulsa a lucirse ante multitudes.

De hecho, desde tiempos súper lejanos, todo aquel que tuviera la capacidad de hablar bien ante el público, siempre gozaba de un lugar privilegiado dentro de todas las sociedades.

Y como no queremos que te quedes sin intentarlo, o bien, pretendemos despertar en ti las ganas de hacerlo bien, te traemos algunos tips para que puedas hablar en público y logres persuadir con cada palabra…

Exprésate con sencillez

Podrás notar que tu alocución no está bien definida si sientes que el punto que deseas comunicar no puedes decirlo en un par de enunciados.

Organízate

Debes prever la introducción, los puntos principales que pretendes tratar y la conclusión.

Procura ser breve

La duración aproximada de las presentaciones en público, deben ser como máximo de 12 a 15 minutos. Evita los discursos largos y engorrosos.

Sé sincero

Ten por seguro de que no convencerás a nadie si intentas ser quien no eres, es decir, poco natural.

Aduéñate de la situación

Jamás olvides que en los primeros instantes de un discurso, de una vez se establece un vínculo entre el público y el ponente.

Habla… ¡No leas!

La expresión espontánea siempre será mucho mejor, aunque todavía no sea la más fluida ni la más pulida.

Respira bien

Evita inhalar profunda y forzadamente. Tampoco respires con mayor rapidez de lo normal, pues ten en cuenta que te puedes hiperventilar.

Conoce tu tema a profundidad

Para persuadir al público, nada es más poderoso que el conocimiento. Write down!

Un orador debe saber todo acerca de lo que habla, de lo contrario, siempre tendrás caídas.

Y para concluir, nunca olvides que llevar a cabo presentaciones públicas no es otra cosa que conversar.

¡Deja que fluya! Y no actúes…