fbpx
loader image

Cuatro lecciones de «El Principito» para poner en práctica en el trabajo

Por Valentina Rausseo
septiembre 2, 2021

No creas que la literatura, por muy antigua que esta sea, se encuentra lejos de estar altamente concatenada con la actualidad. De hecho, nos atrevemos a decir que, si tuviéramos que trasladar la historia hasta nuestros días para sacarle el mayor de los provechos, jamás dejaríamos de trabajar. ¡Jamás!

Y un claro ejemplo de ello es el post que recientemente publicamos acerca de El Titanic, por nombrar alguno.

¿No son valiosas todas esas lecciones que en 1912 no se aplicaron y finalizaron en desgracia?

Por esa razón, hoy le toca el turno a El Principito, pues enumeraremos cuatro lecciones que, relacionándolas directamente con nuestro campo laboral y aplicándolas, que es lo más importante, experimentaremos la veloz llegada del éxito.

Entonces…

Exige según las cualidades

«Solo hay que pedir a cada uno lo que cada uno puede de dar. La autoridad se apoya antes que nada en la razón».

Es decir, un gerente será bueno (o no) dependiendo de su capacidad para identificar las cualidades de cada uno de los miembros de su equipo.

Antes de juzgar, ¡evalúate tú!

«Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo, que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte correctamente, es que eres un verdadero sabio».

En otras palabras, un gerente de verdad es el primero en reconocer sus propias fallas. Sólo así podrá lograr que su equipo crezca.

No te amargues

«‘¡Yo soy un hombre serio, yo soy un hombre serio!’… Al parecer, esto le llena de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!».

Básicamente, la risa y el buen humor tienen un gran poder para mantener al equipo motivado.

Aprender a prescindir de lo malo

«Si un baobab no se arranca a tiempo, no hay manera de desembarazarse de él más tarde; cubre todo el planeta y lo perfora con sus raíces».

En síntesis, los problemas se arrancan de raíz. ¡No hay otra forma de superarlos! Por lo cual, debes aprender a tomar decisiones fuertes en algunas ocasiones.