fbpx
loader image

Consejos para redactar el primer capítulo de tu novela

Por Valentina Rausseo
noviembre 29, 2021

Escribir una novela es un proceso tan serio y tan importante casi como ser el presidente de alguna República.

La historia que quieras regalarle al mundo, cualquiera que esta sea, debe llegar a cada uno de esos lectores de forma contundente pero correcta.

Y es por esa razón que tu trabajo no sólo tiene que ser impecable, sino también elaborado meticulosamente a fin de evitar cometer errores.

Entonces, aunque muchas veces no sea del todo verdad el refrán que cita que “la primera impresión es la que cuenta”, en este caso justamente es lo primero que cuenta.

Por lo cual, el primer capítulo es aquel en el que más tienes que esforzarte y hacerle sentir al lector que está en el lugar correcto y que allí es donde debe quedarse.

¿Cómo?

Establece el tono

La primera página de tu novela debe dar al lector una idea del tono y de lo que puede esperar del resto de la historia según su género o temática.

Una escena que representa a tu personaje

Necesitas conocer muy bien al personaje antes de comenzar a escribir. Construye una escena que facilite o ayude a entenderlo. Piensa en lo que quiere.

El punto de vista

Es fundamental y debe establecerse al principio del proceso de escritura.

Información importante

No expongas toda la información sobre tus personajes y el mundo que has creado. Es decir, el título lo dice todo, así que no explayes ofreciendo un montón de detalles al inicio.

Largas explicaciones

No debe haber un discurso mental o monólogo de tu personaje que explique todo de una vez. Para ello, tendrás tiempo a lo largo de toda la historia.

Introducción del antagonista

El antagonista introducirá retos y obstáculos que tu protagonista deberá superar ayudándole a crecer durante el proceso.

El lector debe tener una idea de a qué se enfrenta el protagonista al final del primer capítulo.

El primer capítulo debe…

Atraer a los lectores, presentar al protagonista y ofrecer al mundo un vistazo de la historia.

Ahora, it’s time to write!