fbpx
loader image

¿Cómo motivar a un equipo desde los recursos humanos?

Por Valentina Rausseo
octubre 27, 2021

El departamento de Recursos Humanos (RRHH) de una empresa se vuelve cada vez más importante en la actualidad. Incluso, debes saber que atrás quedó esa época en la que se trataba de órgano protocolar al que se acudía para cumplir procedimientos administrativos.

Hoy día, RRHH deber ser un departamento vivo en pro el desarrollo de la empresa, pues ¿quién no quiere que su organización alcance la cima más temprano que tarde?

¡Todos!

Para eso, motiva a tu equipo de trabajo de la siguiente manera:

Recompensa al equipo

Los trabajadores eficientes merecen recompensas que sean equivalentes al grado de su compromiso.

Ponles más responsabilidad

Llega un punto en el que una sola persona o bien, un equipo completo, requieren de más responsabilidades para seguir creciendo. Aprende a detectar esos puntos.

Adecúa el espacio laboral

El tiempo que los trabajadores pasan en sus trabajos es mucho mayor con respecto al que pasan en sus propias casas. Ofréceles equipos idóneos y espacios a la altura.

Conversa con el equipo

Los trabajadores que reciben retroalimentación desde RRHH acerca de lo que deben mejorar, lo hacen muchísimo más rápido con respecto a los que no.

Educa al equipo

Es muy fácil desmotivar a los trabajadores cuando haces que estos reciban instrucciones provenientes de personas menos capacitadas que ellos. Por ello, procura tener líderes calificados que se encarguen de educar a los demás.

Trabaja en la diversidad de ideas

Las empresas que desean alcanzar la excelencia, siempre ponen atención a las ideas de sus trabajadores.

Crea sentido de pertenencia

Desde el departamento de RRHH se debe lograr que los trabajadores encuentren motivos suficientes para valorar su sitio de trabajo.

Sé flexible

Cuando algún miembro del equipo tiene que ausentarse por motivos de fuerza mayor, otorga el permiso. A cambio, la persona buscará esforzarse para compensar.

No olvides la diversión

No es que vas a promover una fiesta diaria ni a botar la oficina por la ventana, pero sí debes realizar actividades positivas para tu equipo por lo menos mensualmente.

¿Lo ves? No es tan difícil como parece desde afuera.