Así ha crecido la familia Galaxy S de Samsung a través de los años

by Köm
febrero 27, 2018

Samsung ha innovado desde el principio en el mundo de los smartphones. Sus equipos son tan buenos – y su marketing aún más- que todos los móviles de la serie Galaxy S, están siempre entre los favoritos del mercado, siendo la competencia más dura de Apple y sus iPhones.

Así ha sido su evolución a lo largo de los años, explicada por la misma compañía:

https://giphy.com/gifs/crehanacom-l2QE4PhoEQEiYb0Va

Los pioneros

En marzo de 2010, llegó el Galaxy S que, con una pantalla táctil de cuatro pulgadas y una cámara de cinco megapíxeles, era el más potente del mercado.

Al año siguiente, el SII era la versión mejorada del primero. Se lanzó con un procesador Dual Core (doble núcleo), además perfeccionaron la cámara y la batería.

El primer HD

¿Quién no tuvo o siempre quiso un S3? La fiebre por este equipo era lógica: tenía una pantalla de cinco pulgadas de alta definición, un procesador de cuatro núcleos y lo más genial ¡podías abrir dos aplicaciones o más simultáneamente!

Todo un lujo a partir de mayo del 2012.

Más HD

No había pasado la euforia por el S3, ni un año, cuando el S4 llegó al mercado en abril del 2013. Las mejoras estéticas eran notables.

Tenía un diseño más sofisticado y delgado que su predecesor. Pero lo más importante, era su pantalla Full HD Super AMOLED de cinco pulgadas y sus 2 GB de memoria RAM.

Seguridad y resistencia

En abril de 2014, el S5 hizo su aparición con varias innovaciones bajo la manga, como lector de huella dactilar, un monitor de ritmo cardíaco y el Ultra Power Saving Mode (un modo de ahorro de energía extremo).

Aunque lo que lo hacía una verdadera joya era su pantalla de 5,1 pulgadas, con un sistema que optimizaba los colores y su resistencia al agua y al polvo.

Pantalla curva

El S6 y el S6 Edge marcarían a partir de abril del 2015, lo que sería la nueva identidad de esta famila: la doble pantalla curva.

Tanto la parte trasera y frontal de los móviles estaban equipadas con gorila glaas y el borde metálico y el Edge, tenía una doble pantalla curvada. Además, la resolución pasó de 1080p a QHD o 2K y la cámara frontal era de cinco megapíxeles.

Un genial ecosistema

El S7 llegó en el 2016, con unas mejoras destacables en el diseño y el software. Pero lo más genial, fue el ecosistema Phone + que ideó Samsung.

Al lanzamiento de este equipo, le siguieron una serie de gadgets: Gear Fit2, Gear S3 (Smartwatch), Gear VR (gafas de realidad virtual) y Gear 360, porque la marca quería que vivieras «una nueva realidad».

Los mejores del 2017

El S8 y el S8+ se posicionaron entre los mejores smartphones que salieron a la venta el año pasado, según el portal especializado en tecnología Cnet.

Por un lado tenemos el S8 que es físicamente hermoso, resistente al agua, 64 GB de almacenamiento, lector de iris y la posibilidad de cargarlo de manera inalámbrica.

En cambio el S8+ es prácticamente un clon, pero con algunas mejoras, como el rendimiento de la batería y la pantalla de 6,2 pulgadas, aunque es más grande y pesado, lo que dificulta manejarlo con una sola mano.

El nuevo juguete

En S9 y el S9+ son la apuesta de este año de Samsung.

De acuerdo las reviews de estos equipos hechos por Cnet, esto es lo más destacado:

  • El S9 es literalmente una evolución del S8, dado a que no hay cambios drásticos.
  • Tiene mejoras notables como la posición del lector de huellas, además el lente de la cámara frontal tiene una apertura más óptima y variables.
  • El S9+ incluye doble cámara trasera, que permite una apertura variable y mejor grabación en cámara lenta.
  • Y un plus es que su memoria RAM y el rendimiento de la batería, son superiores al del Galaxy S9.

El mercado actual donde se mueve Samsung es mucho más exigente que como cuando empezó.

Pero sigue haciéndose notar como uno de los fabricantes más poderosos, por lo que podemos esperar más sorpresas.

https://giphy.com/gifs/s6-vza6YDIMv2eic

Cuéntanos, ¿Samsung está entre tus marcas favoritas?